Reportaje de Comunión en Córdoba

Mis reportajes de comunión, al igual que el resto de mis sesiones son todas en exterior y constan de 2 partes, una donde vestidos de «domingo» los pequeños y yo liberamos tensiones, nos conocemos y nos compinchamos normalmente en contra de los padres, que quieren que estén tranquilos,para que se sientan cómodos con la cámara y me vayan diciendo que les apetece y que no, que cosas le gustan y si están o no nerviosos por que llegue su gran día.

Una vez que ya están más tranquilos con la cámara y conmigo, procedemos al cambio de vestuario y comienza la parte más formal (por la conservación del traje) pero siempre sin perder la libertad de movimiento, la naturalidad y la esencia de cada uno.

Se puede realizar la sesión en una única ubicación o en dos como máximo siempre teniendo en cuenta la limitación en el tiempo y concretándolo con tiempo para la posible reserva de sitio necesaria en determinados enclaves.

Para mi lo más importante es que estos señoritos se sientan cómodos, que cuando vean sus fotos se reconozcan, se gusten, tengan ganas de enseñárselas a todos y el día de mañana sean un recuerdo maravilloso de ese momento en sus vidas.

CabeceraComuniones

Image 1 De 15

La sesión se entrega en un pendrive con todas las fotos en máxima calidad y sin marca de agua. Una vez todas las fotos están editadas y listas, se pasan por enlace digital para que la familia elija la que más le gusta para el recordatorio y hagan la elección de las fotos para el álbum (en caso de contratarse).
Una vez se diseñen ambas opciones y se tenga el visto bueno de la familia se envían a impresión.

Para asegurar tener todas las impresiones para la comunión la sesión debe de realizarse con un margen mínimo 5 semanas antes, en caso de no cumplir ese margen no puedo garantizar que los servicios externos pudieran cumplir con sus plazos de entrega. La opción de solo sesión se puede realizar con menor plazo de antelación siempre que se reserve la sesión con tiempo y yo esté avisada del tiempo que dispongo.

También ofrezco mis servicios en la realización de las fotos en la celebración de la comunión tanto de forma individual como colectivas, en aquellas iglesias que solo permiten la entrada de un fotógrafo para todos los niños.

Y cuando ya ha pasado todo… ¿que hacemos? Guardar el vestido en el armario… Pero realmente, ¿lo va a volver a usar alguien? ¿Que tal si antes de ello le damos una despedida como se merece?
Las sesiones de Post-comunión están cada vez más extendidas y es que se pierde ese miedo a que no le pase nada al vestido de cara al gran día. Y como a mi me encanta que mis chicos disfruten 100% tengo que ofrecerlas sí o sí y es que solo hay que verles sus caras

Si estás interesada en cualquier presupuesto no dudes en pedírmelo y te pasaré nuestro dossier, te aseguro que no te arrepentirás escribiremos juntos el cuento de su comunión.

Precios desde 95€